miércoles, 24 de febrero de 2010

AMOR EN EL INFIERNO

Después de leer los dos libros anteriores de esta colección, esperaba que las historias de Amor en el Infierno no me fueran a gustar demasiado. Pero me he llevado una grata sorpresa al descubrir que TODOS los relatos me han gustado y cada uno por algo distinto. No sé si esto se deberá al tema general del libro (los "amoríos") o a que lejos de dar miedo (lo que se suponía que tenían que transmitir los anteriores), las historias son muy bonitas.



TÍTULO: Amor en el Infierno (Love is Hell)

AUTOR: Varios

EDITORIAL: Alfaguara



Cinco relatos en los que el amor se presenta más incomprensible pero también más poderoso que nunca en su afán por conquistar a todos. Diablos, fantasmas, inmortales, selchies, seres que aman y odian huyendo de un absurdo mundo perfecto... Tal vez la realidad sea más interesante de lo que pensabas.


Es verdad: el amor es un infierno. Pero, indudablemente, merece la pena.

(Voy a hacer un inciso y a explicar el por qué de la frase anterior: el amor es un infierno se refiere al título original del libro (Love is Hell), que no coincide con la traducción (Amor en el Infierno). Yo no sé si vosotros veis la diferencia, pero yo sí que la veo).

RESEÑA:

Otra vez nos encontramos con cinco relatos de amor paranormal, solo que esta vez ya de verdad. L@s autor@s de los relatos son: Justine Larbalestier (Liar y Magic Lessons), Melissa Marr (Atracción Fatal y Tinta Peligrosa), Gabrielle Zevin (Elsewhere), Laurie Faria Stolarz (Azul para las Pesadillas) y Scott Westerfeld (Traición y Perfección).

Os resumo los cuentos uno a uno:

- Más ligero que el agua de Justine Larbalestier: en esta historia nos trasladamos a un pueblo chapado a la antigua, en el que las niñas con dieciséis años ya tienen que elegir un marido y dejar de estudiar. Jean odia a su familia y quiere escaparse, pero a la vez quiere estar con Robbie, un chico que llegó de forma extraña al pueblo y al que todos dan de lado porque dicen que parece de otro mundo... La historia es cruel y triste, pero muy bonita.

- Absurdo mundo perfecto de Scott Westerfeld: este relato es el más original de todos. Está ambientado en un futuro (no podía ser de otra manera con este autor, que tiene una forma de escribir muy característica) en que no existen las enfermedades, ni el hambre, ni siquiera el sueño (para no perder el tiempo...). Kieran y Maria están en una asignatura llamada Privación en la que tendrán que elegir un "sufrimiento" del pasado: él elegirá dormir y soñar y ella una revolución de hormonas. Es bastante divertido y además los cuentan alternativamente Kieran y Maria y explican sus experiencias y pensamientos.

- Durmiendo con el espíritu de Laurie Faria Stolarz: Brenda se acaba de mudar a una nueva ciudad y a una nueva casa, pero no puede dormir por las noches. Y no es porque se sienta sola ni extraña. Es porque en sus sueños se le aparece un chico que necesita su ayuda y que le deja cardenales al intentar llamar su atención... Es un cuento sobre casas encantadas y me recuerda bastante a la película de Casper, que era una de mis preferidas cuando era más pequeña.


- Relatos de ficción de Gabrielle Zevin: que no os engañe el título, porque a mí me confundió. No es que esta historia contenga varios relatos aún más cortos, no. Es que su título es ese y hasta que no lo leáis no entenderéis el porqué. Paige es una chica en la que nadie se fija y se pasa el día leyendo en la biblioteca. Un día llega un libro nuevo llamado Los inmortales, pero a ella no le interesa porque es fantástico y sobre amor, y no cree en esas cosas. Pero ese día conoce a Aaron, un chico bastante extraño y queda prendada al instante. ¿Se replanteará Paige sus ideas? Creo que el final de este cuento da lugar a diferentes interpretaciones.

- Amor sin límites de Melissa Marr: Alana no cree en las relaciones duraderas, de hecho nunca está con chicos a los que no pueda dejar al cabo de poco tiempo. Un día en una fiesta en la playa conoce a un chico con rastas demasiado guapo que intenta seducirla y al salir huyendo de él, se encuentra con otro aún peor: Murrin. Ambos son guapos, misteriosos y peligrosos, y tienen una segunda piel que si la tocas, hará que quedes "atada" a ellos para siempre.
Me encanta como son los personajes de Melissa Marr, porque siempre son malos y peligrosos pero luego se enamoran y se les va la fuerza por la boca. ¿Alguno sabía lo que era un selchie? Porque a mí me sonaba, pero no sabía que eran mitad humano y mitad foca...


Este libro sí que os lo recomiendo porque las historias son preciosas y originales. Aunque sigo devanándome los sesos para averiguar por qué en la sinopsis dice que salen diablos. Yo sigo sin encontrar ninguno...

El próximo tomo de esta colección "infernal" se llamará Kisses from the Hell (Besos desde el Infierno) y a ver si es como los anteriores o (espero) como éste. Si queréis saber qué me pareció el anterior podéis verlo aquí.

PUNTUACIÓN:



2 comentarios:

Izzy 13 dijo...

A mí de todos los del infierno es el que más me gsuta con diferencia.
Me apetce bastante leer el de besos en el infierno porque está mi autora favotrita, Richelle Mead.
Besos

Mec dijo...

La verdad es que es el mejor, o por lo menos el más bonito. Yo también tengo curiosidad por leerlo, a ver qué tal.

Un beso!