lunes, 3 de mayo de 2010

LOS HIJOS DE LAS TINIEBLAS


Llevo semana y media sumergida en la ciudad de Rocavarancolia
y anoche se me acabaron las páginas que me llevaban hasta allí. Ahora estoy más perdida todavía, porque, contra todo pronóstico (y aunque todos los que allí se quedaron no estén de acuerdo conmigo) quiero seguir donde estaba. Y es que eso es lo que me pasa con las sagas, que tengo una relación amor-odio con ellas. Odio porque cuando terminas una parte, estás subiéndote por las paredes por saber qué pasará a continuación. Amor porque sabes que ahí no acaba la historia y no tienes por qué decir adiós a los personajes, tan solo es un "hasta luego".

Pero como lo prometido es deuda, he vuelto a la realidad para traeros esta reseña y que la próxima vez que pueda entrar (espero que no sea dentro de mucho o me dará un ataque) estéis todos allí también.


TÍTULO: Los Hijos de las Tinieblas (El Ciclo de la Luna Roja II)

AUTOR: José Antonio Cotrina

EDITORIAL
: Alfaguara


La ciudad ya les ha demostrado lo cruel que puede ser, pero eso no va a detenerlos. No piensan rendirse. Ahora tienen la magia de su parte y ha llegado la hora de tomar la iniciativa. Van a explorar la ciudad. Van a arrancarle todos sus secretos. Y no habrá vampiro ni hechicero ni criatura alguna que los detenga. Mientras tanto, un mal más antiguo que el propio reino despierta entre las ruinas.

Y la Luna Roja se acerca.


RESEÑA:

Lo que queda de la cosecha que trajo Denéstor a Rocavarancolia (y no os digo quiénes son) ya no son los niños asustados e inocentes que eran. Ya quedó muy lejos el miedo a las alturas o la fobia al fuego. Ahora esos niños, que ya no son tan niños, no se van a contentar con quedarse agazapados en su torre a esperar a ver qué pasa cuando salga la Luna Roja. Van a salir a investigar, a encontrar libros y documentos que les expliquen por qué están allí y qué les va a suceder. Y van a luchar contra lo que se les ponga por delante.

Mientras ellos hacen lo que pueden por sobrevivir, las conjuras en el Consejo aumentan. Esmael, el ángel negro, y Dama Desgarro, la mujer llena de cicatrices, son los que ostentan al puesto de regente de Rocavarancolia. Los demás miembros apoyan a uno o al otro, pero entonces empiezan a desaparecer ellos también. Y es que un mal más antiguo que la ciudad ha regresado y quiere venganza. Así que los que parecían malvados y dispuestos a todo por alcanzar la grandeza puede que no sean tan ruines, y los que parecían buenos y se quedaban al margen puede que escondan algo...

Los niños sabrán lo que pasará cuando la Luna Roja salga. Un dibujo en un pergamino antiguo les enseña que empezarán a salir monstruos de Rocavaragálago y el cielo se poblará de ellos: vampiros, hombres lobo, demonios, sombras, trasgos y muchos más aterradores. Pero puede que Ricardo no haya interpretado bien la información y sea mucho peor que eso. O puede que esté tan asustado que no quiera contárselo a sus compañeros.

Y ya no quiero decir nada más de la historia porque todo lo que añada os la estropearía. Os digo que Marina sigue cayéndome mal (o incluso peor), que Hector ha madurado y ya no es el torpe gordito que me ponía de los nervios, que Natalia me encanta y Bruno es aún más poderoso que antes. He descubierto que el nombre del vampiro, Enoch, no es otra cosa que la palabra "noche" pero cambiada de orden (sí, vosotros os habíais dado cuenta pero yo estaba tan metida en la historia que no me he parado a analizar los nombres).

Si La Cosecha de Samhein me gustó, Los Hijos de las Tinieblas me ha encantado. Todo lo que os diga sería repetir lo que dije en la reseña anterior, pero me sigue encantando la ciudad, lo visual que es todo, los maravillosos personajes y el que nunca sepas de quién te puedes fiar. Cuando te encariñas con algún personaje siempre pasa algo. Y cuando odias a otro puede que luego cambies de opinión. Además, en este libro aparecen más detalles de la ciudad, de su historia, sus guerras y sus personajes importantes del pasado (y no tan pasado). Cuando acabas la última página tienes aún más ganas de continuar la historia que cuando acabas La Cosecha de Samhein (o será porque yo me los leí seguidos y sabía que solo tenía que coger el otro de mi estantería :P).

Y además de todo lo que ya os he dicho, si tenéis tantas ganas como yo de seguir sabiendo cosas mientras esperáis la tercera parte, podéis visitar la página web de la saga o entrar en el foro y leer o hacer preguntas que el propio autor contesta (sí, yo anoche me tiré hasta las tantas leyéndolas). Y si todo esto os parece poco, en la página de la saga sortean cinco lotes de los dos ejemplares. ¿Os parece poco? ¿Pues a qué esperáis para cogerlos ya y no soltarlos hasta que os bebáis hasta la última de sus páginas?


Mi puntuación final, sin ninguna duda, es la de su antecesor.

PUNTUACIÓN: